Es de saber popular que hoy en día ya no podemos enamorarnos de la persona que se sienta enfrente nuestro en el metro o autobús porque solo tenemos ojos para nuestro amado teléfono móvil. Es de saber popular también que los aparatos tecnológicos que nos rodean hoy en día (tablets, móviles y últimamente teléfonos) se han convertido en un apéndice de nuestro propio cuerpo. ¿Qué hacemos cuando queremos saber a qué hora es la película que vamos a ver al cine? ¿Qué hacemos para saber cuál es la mejor heladería que hay en la zona?

¿Por qué no podemos ver las páginas web de una forma decente cuando salimos a la calle?

Podría seguir con muchísimas más preguntas que empezaran por: ¿Qué hacemos para saber/conocer…? Me juego la mano izquierda (con la derecha escribo los tuits) que la respuesta sería la misma: consultar el móvil. Entonces aquí viene mi duda e indignación: ¿por qué no podemos ver las páginas web de una forma decente cuando salimos a la calle? ¿Por qué al consultar desde mi teléfono móvil no puedo leer mi página web favorita a no ser que lea letra por letra ya que todas están situadas en una sola columna? Bien, si pudiera leerlo estaría frente a una página responsive, que en pocas y malas palabras es aquella página tan bonita y espléndida que se puede ver desde el aparato que más cerca tengamos en ese momento. ¡Un lujo!

Pero algo que puede parecer tan simple  al final no lo es tanto. No sé si lo he comentado hasta ahora pero soy la becaria. Y a mucha honra.  Entre todas las tareas de profunda reflexión conceptual e intelectual que se me asignan, de vez en cuando mi trabajo es hacer montajes de imágenes para Twitter. Para despejarme un poco vamos… Como soy muy responsable empecé a buscar en Google cuáles eran las medidas que debía tener la fotografía para ser publicada y vista a la perfección, la adaptamos y… ¡tachán! ¡La imagen sigue cortada! Cosa que me coloca en un momento de desesperación total ya que, a falta de que las imágenes se adapten a mí, me adapto yo a ellas. Esta es la imagen que hicimos para Twitter:

Web

Y esta es la que se ve si navego por el Twitter de Alicia Comunicación desde mi teléfono:

11774599_10207725114672991_1212720202_n

Así que al final decidí coger el toro por los cuernos y hablar directamente con él.

“Querido responsive, sé que hace muy poco que nos conocemos. Me gustaste desde el primer momento que te conocí, pero en pocas palabras: no entiendo lo que me pides. Tienes que hablar seriamente con tus amigas las redes sociales para que pactéis unas medidas y me informéis al respecto de la decisión. Me prometisteis que funcionaríais en cualquier situación y desde cualquier lugar. Me prometisteis también que me enseñaríais las fotografías enteras sin llevaros con vosotros algún pedazo de ellas y lo que es más importante, me prometisteis que me facilitarías mi trabajo mostrando mis montajes en su totalidad. Desde que os conozco confié en vosotros colgando dichos montajes sin ningún retoque y ahora de repente me encuentro cambiando por vosotros. Dejando márgenes donde deberían haber logos y reduciendo al máximo la tipografía que va en la imagen. Decidme lo que necesitáis. Yo ya no puedo adaptarme más a vosotros.”

Y aquí estoy, triste, desesperada… esperando que algún día se apiaden de esta pobre becaria y me den la solución a mis dudas existenciales. Aunque ya sé que responsive no me quiere.

Andrea Rodríguez

Sobre Andrea Rodríguez

Andrea Rodríguez es Dodo en nuestro particular País de las Maravillas. Estudiante de Comunicación Audiovisual, a Andrea le gusta organizar Carreras Locas en los días de invierno. Todos hemos ganado, y todos tenemos que recibir un premio... En verano prefiere escuchar jingels de anuncios junto a un pato un loro y un aguilucho.

1 Comment

  • huse

    Me gusta mucho tu artículo, totalmente de acuerdo. Estoy harto de las páginas entrecortadas en el móvil. No conocía la palabra responsive, aunque a partir de ahora la utilizare gracias a ti… para hacerme le chulo XD

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *