Incluso si no lo utilizas, es probable que estés al tanto de la existencia de Snapchat. Inicialmente lanzado en 2011, esta trepidante  aplicación para compartir fotos y vídeos ha crecido rápidamente en popularidad durante el último año, lo que la convierte en un robusto competidor en el mundo social media.

El concepto es relativamente simple. Se toma una fotografía o un vídeo corto (llamado “snap”, “chasquido”) y se envía a las personas que se han conectado con tu cuenta. El contenido, sin embargo, sólo está disponible para su visualización durante unos segundos antes de que desaparezca. También puedes publicar “snaps” en tu “Story”, lo que en otras plataformas llamamos muro, que agrupa todos tus snaps y permite que tus contactos puedan visualizarlos durante 24 horas.

Si tienes un negocio en 2016, tiene que estar pensando en Snapchat como un canal para hacer crecer su base de clientes. Y punto…

Y como es muy conveniente para  la mayoría de las plataformas social media, dada la duración de sus contenidos, Snapchat ha comenzado su transición de una app novedosa a una herramienta de negocio. A pesar de su potencial para las estrategias de marketing, y habiendo sido descubierta por algunas marcas importantes, aún tiene mucho camino por recorrer.

Sin embargo, parece que 2016 será el año en el que va a despuntar, sobre todo con la última declaración de Gary Vaynerchuk: “… Si tienes un negocio en 2016, tiene que estar pensando en Snapchat como un canal para hacer crecer su base de clientes. Y punto… No he visto tanta atención de los consumidores en una plataforma de social media desde principios de 2007 y 2008 con Twitter”.

Como ya hay un montón de blogs y artículos online acerca de las formas en que puedes utilizar Snapchat para tu negocio, yo prefiero contarte por qué tu empresa debe añadir Snapchat a tu estrategia de social media marketing.

En dos palabras: Valor Auténtico. Este 2016 vamos a estar hablando mucho acerca de la autenticidad y el valor, debido a que ambos van a ser muy importante, más si cabe de lo que lo han sido en 2015. ¿La razón? La culpa es casi toda de los Millennials.

Esta generación representa, con más exactitud que cualquier otra, las características sociales y culturales de la cuarta revolución industrial, que ya ha llegado y que se irá asentando durante los próximos años. También están tomando rápidamente la iniciativa en el mundo empresarial, ya que entienden y no les cuesta adaptarse a las nuevas corrientes: flexibilidad, movilidad, inmediatez…los millennials prefieren snapchat

Snapchat is bigger than Twitter among Millennials

En pocas palabras, la generación Millennial se está convirtiendo en un factor importante que influye en las marcas, tendencias y mercados… y les encanta la autenticidad. El año pasado, Forbes informó que el 43% de los Millennials clasificó la calidad del contenido. El mismo reporte añadió que el 62% son más propensos a convertirse en un cliente fiel, si una marca interactúa con ellos en las redes sociales.

La publicidad tradicional, por el contrario, a los Millennials les importa un bledo. No les afecta. Y eso es lo que ha hecho que el social media marketing sea la “gallina de los huevos de oro”. El producto no es que sea irrelevante., pero es la marca la que tiene que vender. Y las plataformas de social media son la mejor manera de hacerlo. Y mientras Facebook, Twitter e Instagram han sido (y siguen siendo) un éxito cuando se trata de conciencia de marca, ninguno de ellos ofrece el mismo valor y autenticidad que Snapchat, según los expertos.

Snapchat es extremadamente personal. Todo está sin filtrar. Cada Snap es un momento auténtico e irrepetible.

¿Y por qué? Snapchat es extremadamente personal. Las fotos y videos se envían en tiempo real en una ventana muy pequeña para su visualización, lo que significa que cualquier persona que hace clic en tu Snap tiene que prestar atención. Es más, responde perfectamente al término inmediatez, lo que está aconteciendo en este momento, sin edición. Todo está sin filtrar. Cada Snap es un momento auténtico e irrepetible.

Pero hay algo más: si quieres seguir a alguien en Snapchat, hay que buscarlos por su nombre de usuario o Snapcode  (un código QR, básicamente). No hay ningún perfil para fisgonear, ninguna corriente o fuente de noticias para rastrear de forma anónima. Si quieres ver lo que alguien está haciendo, hay que seguirlos. Lo que significa que cualquiera que te siga, le importa el contenido que publicas.

Por supuesto, que Snapchat sea beneficioso para tu negocio depende de ti. Pero es algo que después de este post merece la pena analizar, ¿no crees?

Tania Fernández

Sobre Tania Fernández

Tania es nuestra soldado naipe y Social Media Strategist en Alicia Comunicación. Nuestra experta en RRSS y estrategia Digital. Que no te despiste su sonrojo inicial, porque pronto te das cuenta que no es sólo un soldado, sino un ejército entero.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *