Hoy vamos a analizar los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de conseguir mayor difusión de una nota de prensa sin morir en el intento. Los periodistas reciben muchos comunicados a lo largo del día y es difícil generar interés con solo dos frases.

  • No te desanimes. No es tarea fácil ya que llamar a multitud de periodistas en una tarde conlleva una premisa, la más importante de todas: mantener el buen humor. Tienes que ser capaz de entender que no todos los momentos son adecuados y que quizás estás llamando a horas intempestivas (ej. a la hora del cierre). Pero la simpatía siempre da sus frutos. Prepárate bien lo que quieres decirle para captar su atención. Dispones de menos de un minuto para conseguir que te siga escuchando.
  • Los periodistas también son seres humanos. Es decir: se pelean con sus parejas, están constipados, tienen permanencias telefónicas… Además hay que tener en cuenta que somos muchos los que intentamos que nos publiquen. Nos pueden dar una mala contestación, pero no es personal. En estos casos no insistas, habrá más suerte en próximas ocasiones.
  • No la envíes indiscriminadamente. Esto es perjudicial porque a la hora de hacer el seguimiento te llevarás más de un chasco, además de pasar a formar parte de las listas de spam. No sirve de nada enviar información si no se llama al periodista, pero tienes que buscar aquellos a los que sabes que le interesará tu información. Si no le interesa y te lo dice, te sirve para futuras ocasiones y, de este modo, se perfila mejor la relación. Otras veces le puede interesar, pero no en ese momento. Se trata de encajar y conocer las condiciones en las que trabaja es un valor añadido: horarios, funciones, volumen de trabajo, etc. De este modo sabes lo que necesita y cómo lo quiere.
  • Crea una relación personal con el periodista, empatiza. Si no es buen momento no atosigues, inténtalo más tarde; si el periodista está agobiado pero te escucha, suéltale un guiño con algo que lo despiste de su rutina; otras están indignados por algo y te lo cuentan… En Alicia hemos hablado de niños, viajes, chismes del sector, playas, jerarquías y hasta de enfermedades varias.
  • Ajusta los contenidos al medio. Facilita el trabajo al periodista: haz diferentes versiones, una por cada tipo de medio al que te diriges. El periodista no siempre tiene tiempo de buscar el enfoque por ti y es mucho más probable que lo publique si ya lo tiene definido. Cada medio tiene su enfoque y, en base a eso, destacamos la información que más interesa, el dato económico, la estadística más llamativa, el titular con gancho acompañado de declaraciones de expertos, etc… Tienes que conocer el medio y saber cómo les gusta recibir la información.

Cuando finalmente consigues que un periodista “duro de pelar, que los hay” lo publique, debes celebrarlo con tu equipo… nos ha costado semana y media, dos guiños, cuatro llamadas y tres reenvíos al mismo redactor. Y, si ese medio es una agencia de noticias que difunde nuestra nota, bailamos La Macarena. Pero ese ya es tema de otro post.

Alba Briansó

Sobre Alba Briansó

Alba, nuestra Reina de Corazones, nunca te va pedir que pintes las rosas de rojo para ella. Es Senior Account Executive en Alicia Comunicación desde 2009. Su objetivo: escuchar, informar y persuadir para lograr consenso utilizando su mejor arma, las palabras. El corazón de nuestra reina no deja títere con cabeza.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *