ORIOL COMA-Existe todavía gran confusión sobre qué es el SEO y cuál es el departamento responsable de su mejora. El SEO actual, como veremos, ha dejado de depender únicamente de los departamentos de informática o IT de la empresa para pasar a ser una campo transversal que involucra a múltiples departamentos: IT, comunicación, marketing…

Quedan ya muy lejanos los tiempos en el que podíamos hablar de SEO como un conjunto de técnicas y trucos a utilizar en una web para mejorar su posicionamiento en Google. La evolución de los algoritmos de búsqueda y posicionamiento han desterrado prácticas muy habituales en el pasado como la utilización de texto oculto en las webs o la inclusión de nuestra URL en nidos de enlaces. Una formula rápida que solía funcionar con más o menos resultados.

Hoy en día, no podemos hablar de “el” SEO de una web como tal sino que debemos dividirlo en cuatro campos básicos de especialización, cada uno de ellos con sus especificaciones y reglas.

SEO técnico (SEO Off page o Web Performance Optimitzation)
Se trata de la parte del SEO más parecida a la idea clásica que todos tenemos en la cabeza. Consiste, básicamente, en la utilización de técnicas y herramientas que pretenden la optimización del código y arquitectura de una web para que Google pueda leerla correctamente y, por lo tanto, indexarla. En este apartado se incluyen las etiquetas html, la gestión de errores 404, que el diseño del sitio sea responsive (adaptable a distintos dispositivos), la configuración de los archivos .htacces o robots.txt o las redirecciones 303.
SEO de contenidos (Content SEO)
La única estrategia válida para el posicionamiento de una web en un nicho competitivo pasa por la generación y compartición de contenidos. Existen algunas premisas para que nuestros contenidos sea considerados “SEO friendly”: la originalidad (Google penaliza gravemente los contenidos duplicados), la correcta inclusión de las palabras clave en los textos, sin forzar el lenguaje, la consistencia global de los contenidos y la web y el uso adecuado de enlaces externos a otros contenidos.
SEO analítico
Google nos ofrece numerosas herramientas (aunque cada vez menos) para conocer el comportamiento y las preferencias de los usuarios de internet (y potenciales clientes). Entre ellas, algunas de las más útiles son Google Analytics (que nos ayuda a conocer los usuarios de nuestra web y compararlo con un Benchmark sectorial), Google Webmastertools (imprescindible para mejorar el comportamiento de nuestra web y ver con qué frecuencia Google la indexa) o Google Trends (imprescindible para establecer una estrategia de palabras clave). Una correcta utilización de estas herramientas es fundamental para ajustar los dos anteriores apartados: técnica y contenidos.
SEO social
Todo negocio necesita relacionarse con su entorno, con sus stakeholders. Esto no cambia cuando nos adentramos en el mundo digital. Para un posicionamiento SEO eficaz, es necesario gestionar las “relaciones públicas” de una web a través de sus Redes Sociales, relaciones con otras webs, gestión de crisis…

 

No existe una fórmula mágica para el posicionamiento de un web en Internet, y menos si tenemos en cuenta que Google modifica su algoritmo de posicionamiento unas 500 veces al año (aproximadamente cada 17 horas).

Pese a que las reglas de juego cambian constantemente, lo que es seguro es que, para realizar una correcta gestión de estos cuatro tipos de SEO (aprovechando sinergias y maximizando resultados) es necesario desarrollar una estrategia integral que involucra a diferentes agentes. Un trabajo coordinado de los departamentos de marketing y comunicación (que se ocupan de la cuestiones relacionadas con el contenido y el SEO social) e informática e IT, que se centran en el SEO más técnico. Según el organigrama de la empresa, el SEO analítico se reparte entre los tres departamentos, que aunarán esfuerzos para conseguir, con el tiempo, posicionar una web en las primeras posiciones de los buscadores.

4 Comments

  • Pingback: Los cuatro tipos de SEO | Marketing de Contenid...

  • Pingback: Los cuatro tipos de SEO | Social Media para PYM...

  • Buen post, pero el SEO social puede considerarse también dentro del SEO de contenidos no?
    Saludos!

  • El Invitado
    Oriol Coma

    Gracias por tu comentario Laura. Tal y como comentas los distintos de SEO se solapan, ya que se generan sinergias entre ellos maximizando los resultados. En este caso, nos referimos a SEO de contenidos como aquellas técnicas que aplicamos directamente al contenido (textos, imágenes, vídeos, etc que publicamos para su correcto posicionamiento) y a los requisitos técnicos para su compartición óptima (en redes sociales u otras plataformas).

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *