ORIOL COMA- De forma repetitiva, cada año los medios de comunicación nos recuerdan una y otra vez esas fechas destacadas en el calendario ya sea porque recuerdan hechos históricos o por que defiende causas concretas: La caída del muro de Berlín el 9 de noviembre, el desembarco de Normandía el 5 de junio o la, mil veces vista, llegada de Neil Armstrong a la luna un 20 de julio.

En la sociedad actual, donde la información generada crece exponencialmente, se suceden casi a diario pequeños hechos que a primera vista pasan desapercibidos

Existen también los que podríamos denominar “aniversarios menores” relegados a un segundo plano informativo pero con no poca influencia social. Efemérides utilizadas en artículos de relleno en los medios si no existe noticia alguna de mayor relevancia. A esta categoría pertenecen el aniversario de Thomas Edison el 11 de febrero, la firma de la Convención de Ginebra el 27 de julio o la invención, un 25 de setiembre, del “telekino”, padre del control a distancia, por parte de Leonardo Torres Quevedo.

En la sociedad actual, donde la información generada crece exponencialmente, se suceden casi a diario pequeños hechos que a primera vista pasan desapercibidos pero que son un reflejo de los constantes cambios culturales. Quizá con los años todos celebremos el 8 de marzo, fecha en la que en 2013 se emitió por primera vez en la historia de la televisión española un anuncio de una aplicación para móviles, concretamente Line, una aplicación de mensajería competencia de Whatsapp. La importancia histórica de este hecho puede parecer confusa, pero queda meridianamente clara si tenemos en cuenta la evolución del mCommerce (o comercio móvil) pasando de los 3.000 millones de euros en 2012 hasta los 5.500 millones en 2014, según Bluumi Mobile Apps.

Otra de las efemérides susceptibles de recordar en un futuro, lejano o no, ocurrió el pasado 25 de junio de 2014. En ese día, empezaba la campaña para televisión de Wimdu.es, primer portal de alquiler vacacional de apartamentos turísticos P2P en anunciarse en la televisión de nuestro país. No podemos olvidarnos del hecho de que compañías basada en este modelo de negocio, como Airbnb, alcanzan un valor de 10.000 millones de dólares (7.200 millones de euros) en 2014 según señala el Financial Times y el constante auge de los negocios basados en el perfil consumidor-productor.

Sea como fuera, solo la historia nos dirá cuáles de estos hechos pasan a ocupar secciones anuales en los medios o serán relegados a la sección de curiosidad y rarezas varias. Por el momento, solo un consejo: no dejes para mañana, lo que puedas celebrar hoy.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *